Colegiala

Por todas es sabido que los hombres sienten una fascinación especial por las colegialas. Es que se quedan cómo embobados cuando vena una con faldita o con coletas. Pues bien, este es una factor que podemos aprovechar nosotras para tenerlos en nuestro poder y ofrecerle una noche de sexo increíble.

Evidentemente, para el atuendo de colegiala es muy importante el atuendo. Una minifalda (pero mini mini, ¿eh?) con unas medias y una camisa de botones muy sugerente puede ser una excelente elección. También sirve un pijama infantil con motivos de niña, muy ajustado y corto, con unas coletas cómo vemos en la siguiente chica.
Estamos seguros que si sorprendes a tu pareja con este sensual atuendo no podrá resistirse. Su polla se excitará en el mismo instante en que te vea y enseguida deseara poseerte. Pero debes ser fuerte y seguir en tu rol de chica inocente y tímida. Recuerda que eres cómo una niña, cómo una colegiala. Sorpréndete por las cosas que diga, escandalízate con las cosas que te haga o que te intente hacer y dile que debe enseñarte lo que debes hacerle. Eso os divertirá mucho a los dos.
Los dos poco a poco os iréis excitando cada vez más y el juego erótico será aún placentero.

Colegiala 2